Sin duda, poder depilarte en casa con cera te ayudará a ahorrar tiempo y dinero. Pues al utilizar cera no tendrás que depilarte con tanta frecuencia y además si la tienes en tu casa no será necesario que acudas a un centro para que depilen. Sin embargo, es muy importante que aprendas a realizar este proceso correctamente para que evites irritaciones o manchas en tu piel.

Antes de depilarte

  • Es necesario que un día antes de depilarte exfolies muy bien tu piel. Esto te ayudará a mantenerla libre de impurezas y a que permanezca completamente limpia. Una vez de hayas depilado, asegurate de esperar al menos 4 días para volver a exfoliar tu piel.
  • En caso de que te vayas a depilar después de tomar un baño, procura que el agua esté tibia, así evitarás que tu piel se irrite.
  • Por otra parte, evita en lo posible exponerte al sol antes de depilarte. Esto teniendo en cuenta que la piel se puede poner muy sensible y si te depilas corres el riesgo de lastimarla.
  • Finalmente, hidrata tu piel con una crema libre de grasa 3 o 4 horas antes de depilarte. De este modo, conseguirás retirar el vello fácilmente y tu piel lucirá muy bien.

Al momento de depilarte

  • Recuerda que si te vas a depilar con cera baja fusión Depila[+] miel (ideal también para rostro y cuerpo), esta debe estar tibia, así que asegúrate de controlar su temperatura. Esto te ayudará a evitar irritaciones o daños en tu piel.
  • Aplica la cera con una espátula de madera, siguiendo la dirección del vello. Esto es muy importante para eliminar el vello desde la raíz y evitar que aparezca de nuevo.
  • Luego retira la cera en dirección contraria al crecimiento del vello para lograr arrancarlo desde su raíz. Igualmente, procura realizar un solo movimiento para retirar la cera, así podrás disminuir un poco el dolor. Para realizar este proceso puedes utilizar de nuevo tu espátula, o colocar un pedazo de tela, presionar un poco y arrancar.

Después de depilarte

  • Hidrata muy bien la zona que te depilaste para conseguir que se recupere rápidamente. Recuerda que una buena opción es el aceite de lavanda, pues este te ayuda a desinflamar la piel.
  • Evita tomar el sol luego de depilarte, así podrás prevenir irritaciones o enrojecimiento. Más bien trata que tu piel permanezca en contacto con el aire para que se restablezca más rápido.
  • Para terminar, si tienes la posibilidad, aplícate una crema reductora de crecimiento del vello, para que este crezca más lento y fino.

Carrito