Antes de comenzar, es importante mencionar que este artículo estará enfocado en las pelucas sintéticas. Esto considerando que las pelucas naturales generalmente requieren de los cuidados de un profesional para mantenerse en buen estado, mientras las pelucas sintéticas pueden lucir perfectas con solo lavarlas en casa.

Si quieres saber cómo lavar de manera correcta tu peluca, echa un vistazo a los pasos que se muestran a continuación.

Desenreda la peluca

Para que te sea más fácil desenredarla, utiliza primero tus dedos, y luego péinala cuidadosamente con una peineta. Esto te ayudará a evitar que el cabello se quiebre o que se debilite.

Sumerge la peluca en un recipiente con agua fría y shampoo

Dale la vuelta a la peluca de tal forma que el cabello quede en el interior de la mezcla, asegurate de que el nivel del agua la cubra completamente. Deja la peluca en remojo por  lo menos 10 minutos y luego enjuaga con agua fría.

Sumerge la peluca en agua con acondicionador

Una vez hayas retirado por completo el shampoo de la peluca, ponla en agua con acondicionador para que el cabello quede suave. Deja reposar la peluca en la mezcla de 1 a 2 minutos, enjuaga y retira exceso de agua. Igualmente, coloca la peluca sobre una toalla y presiónala con cuidado para que esta adsorba el agua que haya quedado en el cabello.

Pon a secar la peluca

Para terminar, deja la que la peluca se seque en un lugar que tenga buena ventilación y sombra. Así mismo, evita a toda costa que la peluca quede expuesta al sol, pues esto puede causar que esta se decolore y se deteriore. Cuando la peluca esté completamente seca, puedes proceder a peinarla y darle el estilo que desees.

En caso de que estés interesada en adquirir una buena peluca, accede al siguiente enlace, donde encontrarás pelucas de todos los estilos, diferentes precios, asesoramiento y mucho más.

Carrito

Para que tengas una mejor experiencia en nuestra tienda utilizamos cookies.
Entendido!