• 2707 3440
  • Lunes a Viernes de 9.00 a 18.00hs.

Cómo usar los peines de una máquina para cortar pelo

Los peines de la máquina de cortar pelo ayudan a que los cortes queden parejos y permiten definir el largo que va tener el cabello. Así que es muy importante saber utilizar estos peines para conseguir buenos resultados con los cortes y sobre todo, para evitar inconvenientes. Entonces si aún tienes dudas respecto al uso de estos peines, echa un vistazo a la información que aparece a continuación.

El número de los peines determinan el largo del cabello

Es muy importante que antes de empezar a cortar el cabello tengas muy claro el estilo de corte que quieres hacer, pues así puedes tener una idea del peine que puedes elegir para que el corte quede tal cual lo deseas. Normalmente, entre más bajo sea el número del peine más corto quedará el cabello, así que al momento de elegir el peine echa un vistazo a los milímetros que aparecen debajo del número de cada uno de estos para que sepas de que largo va quedar el cabello. Por ejemplo, el peine 0 deja un largo de 1,5 mm, el peine 1 deja un largo de 3 mm, el peine 2 deja un largo de 6 mm, el peine 3 de 10 mm, el peine 4 de 13 mm, y así sucesivamente.

Elige el peine dependiendo la parte que vayas a cortar

Por ejemplo, para la parte de la nuca se recomienda usar un peine de 3 o 6 mm, para la parte posterior usa un peines 6 a 13 mm, para la parte lateral usa peines de 3 a 6 mm, para el contorno de las orejas usa peines de 6 a 13 mm, y para la parte superior peines de 9 o 13 mm. Recuerda que para conseguir un acabado más natural es necesario que muevas siempre la máquina en sentido contrario al crecimiento del cabello.

Limpia muy bien tus peines antes de volverlos a usar

Ten presente que para conseguir que los peines presten un buen servicio es indispensable que los laves y desinfectes después de cada corte. Para esto, se aconseja lavar los peines con un jabón desinfectante y usar agua tibia, y luego sumergirlos en alcohol isopropílico para eliminar cualquier bacteria o impureza que haya quedado en los peines.

VOLVER ARRIBA